martes, 23 de agosto de 2016

Pasaba por ahí. Decir que hay poco roballo por el occidente astur es poco. Pero entre poco y nada salió éste, al Sandy del demonio...


9 comentarios:

  1. Precioso ejemplar Carlos, no podia ser menos te lo merecias. Ahora ya con la satisfaccion plena de cumplir con el terruño, toca volver a la lucha diaria con las lobas galaicas.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Carlos, pichita. A ver si ahora te vamos a tener que decir que pares, que con lo poco que hay, te lo vas a llevar tu to ¡coj...!
    Me alegro otro montonazo.

    ResponderEliminar
  3. Ese vinilo de Westin es mortal de necesidad, buena pieza y vaya panza tenia, imagino repleta de patexo, una menos para los palangres y otra muesca en la vara, enhorabuena y un saludo

    ResponderEliminar
  4. Enhorabuena Carlos, parece que las sacas de donde no las hay. Un más que merecido trofeo.
    Un saludo, compañero.

    ResponderEliminar
  5. Alguna todavía arrima,y el secreto es estar hay cuando lo hace. Insistir,insistir e insistir.No hay otra.

    Felicidades,Carlos

    ResponderEliminar
  6. Es una lástima que la cosa esté tan mal. Ojalá el futuro sea más esperanzador y no haya que aliarse con los dioses para clavar una pieza así.
    Enhorabuena y un saludo.

    ResponderEliminar
  7. Gracias, amigos. El mar está súper. Hoy probaré otra vez a ver, si me deja una pierna tocada...un abrazo y que vengan por todas partes, las esperamos.

    ResponderEliminar