sábado, 29 de octubre de 2016

A primera vista, 3 gramos no parece mucho; a la hora de la verdad, puede suponerlo todo. En este jerk, del cuál desconocemos algunos aspectos, la diferencia entre la versión S (35 gramos) y la F ( 32 gramos), es patente.

El coltsniper jerkbait pierde mucho aplomo, le cuesta ganar metros, frente a un rock jerk que vuela como un misil, y vence de forma clamorosa.

Sin viento de apoyo, con una brisa contraria moderadamente limitadora, ninguno ha alcanzado registros récord. El rock jerk sumó una media de 59 ( manivelas del saltiga 4000H cargado con pe J-braid #1.5) quedándose el jerk bait americano en los 52.

Son unos 7 metros, de acuerdo con ratio del saltiga, una distancia importante, sin duda. No deja de resultar un dato que nos inspira más curiosidad.


Hay más sorpresas. No se da mucho que, pese a el incremento de peso, un señuelo tan grande mejore prestaciones. Con tanto volumen, el rozamiento compensa negativamente la mayor carga dinámica.


El rock jerk 170 F,   con unos 50 espectaculares gramos, me ha dejado impresionado, porque su stm AR-C funciona de maravilla. No ha superado por mucho a su hermano pequeño, pero solo el hecho de que esté a su altura me resulta chocante, porque el 170 es grande, enorme. Ahora me queda soñar con que un roballo hambriento sea capaz de tragárselo, je,je.


No hay comentarios:

Publicar un comentario