sábado, 15 de octubre de 2016

Pasan los días y el otoño se afianza. Estamos en pleno temporal de sudoeste. Hoy, el vendaval echó agua, pero menos que ayer. El mar va en aumento y se está poniendo complicado.





Estas dos semanas estuve sometido a ciertas limitaciones. Una contusión torácica que me ha molestado bastante. Los antiinflamatorios han hecho su efecto y ya estoy mejor.

Eché alguna varada por mi zona, en cortas expediciones que se resolvieron con poco éxito. Alguna lubina menor sí conseguí engañar, sobre todo estas últimas jornadas, ya recuperado.




Tengo "hambre"de roballos, ese mono que sobreviene cuando pasas unos días sin gozar de una buena captura. Los espero como agua de mayo, en octubre...


1 comentario:

  1. Aquí en Gijón de temporal nada. Ayer un día espléndido con 20 grados de temperatura al mediodía y hoy parez que viene una mini borrasca pero sin gota de aire. Haber si arrimen los robalos, que los sargos morlacos parece que por fín lo hicieron.
    Saludos cordiales.

    ResponderEliminar