jueves, 9 de febrero de 2017

Penn Clash 4000. 1ª review

Me he adaptado tanto a las propuestas del tándem Daiwa/Shimano que me cuesta salir de este entorno. Las colecciones se amplían año tras año hasta un punto en que resulta difícil interpretar qué quieren demostrar ambos fabricantes.  Para un pescador como yo, la información dista mucho de ser eficaz, pese a la ingente cantidad de elementos con que me encuentro, especialmente en  internet. Sí  he percibido un hecho y es que , pese a que el acceso a las gamas bajas y medias goza de ciertas facilidades  por la economía de adquisición, si deseamos  de verdad la fiabilidad que muchos precisamos es obligado llegar a la gama más alta. Y carretes como el exist, el saltiga, el stella sw, el twin power SW...  son caros, demasiado caros.

Con un presupuesto  ajustado no me permito ahora la idea de adquirir un top. Estuve meditando sobre la gama media de Shimano. Tenemos el Stradic nuevo en formato FK y Cl4, el nuevo ultregra y el Nasci (un tanto por debajo).  Le di vueltas al tema y me dije ¿por qué no miras algo más? Me acordé de la colección Penn, que recientemente se había dotado de un carrete ligero y en tamaños muy adecuados para spinning  lubinero. Cómo no, se trata del Clash, en su tamaño 4000.





Poco más de 200 euros…un poquito más que un stradic 5000FK hagane…no sé, viendo componentes, comprobando todas las características, salvo error o equívoco y a falta de las pruebas de campo,  es que no sé si se puede dudar. El Penn es un carrete habilitado para SW spinning, claramente diseñado para ello y dotado de unos materiales y montaje óptimos.

Cuenta con un peso (304 gramos, en foto 322 gramos cargando PE Kairiki #2 300 metros) que no es nada excesivo, teniendo en cuenta que un 5000 shimano o un 3012 daiwa pesan solo unos 30-40 gramos menos.

Cuenta con una relación ratio 6.2:1, alta, que le da una capacidad de recuperación superior a los 90 cm por vuelta. Unos  94 cm (6.2:1 // 37 in=93,98 cm)

Cuenta con una bobina de alta capacidad (recordad que, por ejemplo, un certate 3012H carga un máximo de 200 metros de pe #1.5). Calculo unos 340-350 m de PE #2 (capacidad braid informada por Penn: 0.25mm /330m //0.29mm/240m // 0.36mm/170m). Es fiable, así que recordad meter un colchón, calculando en función del braid. Lamentablemente, Penn no nos especifica capacidad para líneas inferiores a 0.25mm, que son las que más empleamos.

Y cuenta con muchas características que a continuación veremos.

Este es el resumen técnico suministrado por la marca:

Bobina y cuerpo de aluminio
Rotor Techno-Balanced™
Tecnología mecanizada CNC Gear™
Freno HT100 con arandelas de carbono
Aro de “pick up” reforzado
Guiahilos sobredimensionado
Manivela ambidiestra
Indicadores de capacidad
9 + 1 rodamientos a bolas de inox
Peso: 303gr
Potencia de freno: 11,3 kg
 Ratio: 6:2.1






Ahora vamos a descifrar los datos:

La bobina, como el cuerpo, es de aluminio. El aspecto es moderno, actual pero nada innovador, algo extrapolable a todo el carrete.

La manivela sí es bonita, se enrosca perfectamente  ( unos 10 giros) y viene acabada en un pomo de foam duro, nada estilizado pero que da confianza.










El rotor se mantiene seguro, con un tornillo grande bien retenido por  una corona atornillada (como siempre, este tornillito es bien difícil de manipular). El eje es robusto y la bobina asentará sobre un rodamiento también sellado. Buen aspecto del conjunto, sin más.



Hay que fijarse, "made un china"


El modelo 4000 lleva un piñón (piñón sobre el eje, que conmuta con rotor) de latón mecanizado y un piñón principal de engranaje impulsor de aluminio mecanizado. No os asustéis, el latón es una resistente aleación de cobre y zinc. No es bronce, pero es un material muy resistente, y frecuente en nuestros carretes de pesca.


Vemos el piñón ( pinion gear) y un esquema muy ortodoxo. El Drive gear (corona) se apoya en dos rodamientos sellados muy potentes.







Todo ello está mecanizado mediante el uso de una CNC, máquina dotada de computadora de control numérico, algo que tampoco es nada extraordinario hoy. Así que tenemos una corona drive gear de aluminio sobre un piñón de latón, una combinación no perfecta pero suficiente para un carrete de esta categoría y precio.

El cuerpo está mecanizado en aluminio, pero el rotor o cazoleta de los modelos 2000 al 5000 es de carbono (los superiores 6000-8000 vienen en aluminio). Ligereza y resistencia para un formato que no espero dé problemas. Viene diseñado con un sistema que penn llama techno balanced RR30 que  no sé cómo  funciona, pero que incluirá una supervisión de diseño para estabilizar el rotor durante el giro y facilitar el equilibrio del carrete.




El freno es muy potente, y  es todo un detalle dotarlo de selladores de carbono. Su capacidad de va más allá de los 11 kilogramos, una brutalidad en el caso de la pesca de la lubina. El tapón dispone de una junta de goma, la cual asegura cierto aislamiento de las piezas interiores del mecanismo. No da sensación de una alta precisión, pero es suficientemente progresivo. El sonido es agradable y marcado, de ese tono que tanto nos gusta oír cuando un buen robalo lo pone a prueba.





 Una instalación simple, como en el resto de componentes. Las arandelas de fricción son de carbono.



El sistema pick Up promete horas de uso. Se cierra de forma contundente,


 Line roller sin fruslerías. Cuatro piezas más tornillo de fijación. El rodamiento es sellado. El sistema no puede ser más simple, eficaz y - espero- duradero.







Cuerpo, bobina y manivela en aluminio

Pick- up simple y eficaz.  Line roller dotado de cojinete sellado.

Freno potente, con 2 discos de carbono.

 Corona (drive gear) en aluminio sobre piñón (pinion gear) en latón mecanizado, con soporte de dos rodamientos sellados.

Bobina con mucha capacidad de línea.

Ratio suficiente.

Un conjunto ligero +- 300 gramos para tamaño.

Precio contenido, si tenemos en cuenta calidad de materiales en su conjunto.


Rodamientos sellados, aluminio, un estilo moderno, pero no vanguardista. Sin dotaciones tecnológicas de primer nivel, lejos aún de las propuestas de los fabricantes japoneses más reputados. Mantiene la “austeridad” típica de los carretes americanos, que apuestan por la fiabilidad y calidad a precios moderados.


Personalmente , le pido resistencia para las durísimas pruebas a que le voy a someter, en especial a los golpes, al agua de mar y , lo que más me preocupa, un sistema de recuperación optimo que evite los ovillos en el braid, uno de los aspectos más insidiosos y que daiwa y Shimano han sabido resolver de  manera definitiva. Y todo ello solo  es posible con la prueba personal e intransferible, que es, en definitiva, la que dictamina la calidad de un producto.




4 comentarios:

  1. Joder... Vaya análisis, nen... Pues ya contarás cómo va!! La pinta la tiene toda, por lo que dices

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Bonita foto Carlos, y el carrete: chulo,chulo a más no poder. Extraordinaria información que como siempre, hace honor al nombre del blog.
    Deseando que la 2ª rewiew, se complemente, como consecuencia de que un “morlaco” de 7 kilopondios parriba, puso al limite ese freno poderoso y hay que sacarte a hombros.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Yo tengo 3 Penn,nada menos,si bien,y a juzgar por el precio,un escalón por debajo de éste que nos presentas.En concreto son 2 Penn Battle (4000 y 5000) y 1 Penn Sargus (5000),todos ellos traídos de USA,hace tiempo,a un precio óptimo.La verdad es que,salvo el peso,algo excesivo,son carretes sumamente robustos y fiables.Si el Clash está en su misma línea,no me cabe duda de que quedarás sumamente satisfecho de él.

    Saludos,Carlos

    ResponderEliminar
  4. Yo tengo que ir a Coruña a por el Penn Slamer III que ya está en la tienda. Seguro que también me da muchas alegrías como ese a tí. Y es que la alta gama, cada vez dista menos de otros más modestos, salvo en el precio.
    Saludos y disfrútalo.

    ResponderEliminar