lunes, 29 de mayo de 2017

No, si al final acabé comiéndome otro capote por la zona el Seixo... No hay problema, son gajes del oficio. No hay movimiento, el mar empuja por veces, pero poco. No queda más que esperar que haga daño a la roca. No cambio, seguiré con la misma pauta, que a largo plazo me recompensa. No tengo "cuerpo" para veladas playeras...









3 comentarios:

  1. Hablando de veladas playeras,el sábado pasado tuvimos una de surfcasting,en una playa del occidente astur,para tentar las doradas.Aunque salvamos el capote (yo a duras penas),tuvimos que huir a uña de caballo,ya que,a eso de las 2 de la madrugada,comenzaron a centellear unos amenazadores relámpagos,que nos aconsejaron ponernos en cobro lo antes posible:Conclusión : velada frustrada,o casi.Como acertadamente apuntas,son gajes del oficio.
    Sl2,Carlos

    ResponderEliminar
  2. Contemplar el seixo desde otra perspectiva, no está al alcance de todos.
    Ojalá que pronto pueda regalar un robalo esa zona.

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Eyyy!!!! los escenarios que pisamos bien merecen la pena esos capotes; somos afortunados por vivir en lugares así. Un saludo!

    ResponderEliminar