lunes, 5 de junio de 2017

Difíciles, casi imposibles para mi. Hice un viaje, para salir de esta "clausura". Alguna roballiza menor y un robalo que, a última hora, escupió el vinilo.

Los días duran, no se acaban. No me gusta esta época, prefiero el final de invierno. No obstante, seguiré buscando, que ya aparecerán.



2 comentarios:

  1. Alguna se deja ver, aunque no seán fáciles con condiciones adversas para el pescador.
    Pero la perseveancia tendrá recompensa, tarde o temprano.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. El que escupió el vinilo, seguirá por ahí y las peques, con suerte, llegarán a robalos.
    Para entonces, sea invierno o no, seguro que andarás tras ellas.

    Saludos

    ResponderEliminar