jueves, 15 de junio de 2017

Por mi podía seguir todo el verano. Este mar de fondo ayuda a que entre algún roballo. De los capotes me olvidó rápido; los peces permanecen tiempo en la memoria.

Pesqué varias pequeñas. Solté y me llevé dos muy guapas. Esperé, porque el mar está de robalo. Y este ejemplar engulló el Sandy.

Vengan más...



8 comentarios:

  1. Bonito ejemplar Carlos, que arrimen ,buena falta hace despues de salidas infructuosas aunque no exentas de la emocion de bajar al pedrero una vez mas y contemplar esas puestas de sol en el horizonte.Enhorabuena .
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Pepe, están duras pero de momento doy más duro yo. Un abrazo.

      Eliminar
  2. ¡Hombreeee! ¡Si señor! ¡Que buenas! No, si ahora va a resultar que el verano... Ja, ja, ja. En mangas cortas no se te ve; hacía viruji, no?
    Por aquí, ya hay que ir tirando de fotografías para acordarte cómo son los robalos y no sólo los robalos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esto acaba conmigo. Pero bueno, ayer venía guapo de no-n y las metió a tierra. Pero cuesta dar con las grandes. Probé un pero de neopreno de Vega . Es que los transpirables buenos son caros y gasto más de 2 por temporada. Un saludo, a ver lo que dura la racha...

      Eliminar
  3. Pues ya quedan atrás otras jonadas en las que el premio era una imagen. Me alegro, pues la constancia es tu fuerte.

    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Merecido premio a la insistencia, si señor, y bichos de buen ver como debe ser, el que invento el Sandy hizo algo muy bueno...un saludo Carlos

    ResponderEliminar