lunes, 31 de julio de 2017

No llevo estadística al respecto, pero siempre  he pescado más durante el ciclo de mareas vivas. Por el contrario, las cuadraturas no son muy eficaces a la hora de meter lubinas en nuestros Spots predilectos.

Parece de perogrullo, y así es cómo un dicho popular en los corros de pescadores, en las enseñanzas que recibes de tus viejos maestros ya veteranos, e incluso puedes consultar cómo si de dogma se tratase en cualquier libro de pesca, es tan cierto como los capotes que me he llevado en días de luna en cuartos.

Así que, pese a las notables jornadas en que este pronóstico no se cumple, que de todo hay en la vida, suelo dedicar esos días a otros menesteres. Pero en esta ocasión, este periodo entre mareas vino con mar de fondo. Y  el fin de semana le di hasta cansarme, sin respuesta alguna, para confirmar la teoría y llevarme una dosis de realidad tras las últimas capturas.

Creí que megabass había creado esta marca para acceder a mercados de señuelo low cost  y daba por hecho que los "Nada" se fabricarían en cualquier país oriental . La sorpresa me la da la cajita, de cuya información se deduce que estos artificiales son creados y producidos por megabass Japón.

Compré el spaniel 120 en su versión S. Un minnow de 21 gramos que alcanza unas estimables citas en todos los apartados que medimos y valoramos los apasionados al spinning (acción a baja velocidad, estabilidad, distancia de lance y calidad general). Y ello a un precio sustancialmente inferior a cualquier gama dentro de la casa matriz y de la competencia en creación de señuelos "pata negra".

Unas fotos y un vídeo:















domingo, 30 de julio de 2017


Las sensaciones que me dio el rowdy 130 F merecían repetir con la copia heavy de este señuelo tan versátil.

Esta versión, reforzada con dos contundentes anzuelos y lo que parece un esqueleto más resistente, no sé muy bien, a la hora de la verdad, cómo de profundas o insustanciales son las diferencias en lance, estabilidad y acción entre ambos.

A ver si me acuerdo y llevo los dos a probar, porque la acción de Monster no envidia nada al clásico. Un W&R típico de un jerkbait minnow moderno. Acompaña una estabilidad muy alta que nos permitirá emplearlo en situaciones severas.

No tengo mucho más que decir, la verdad. Si quieres, que es un señuelo atractivo, eficaz y de buena calidad. Claro que, de esto hay bastante en el mercado nipón, y la competencia es brutal.




22 gramos, igual que la versión de tres anzuelos.









http://robalospin.blogspot.com.es/2012/06/rowdy-130fnacido-para-destacar.html?m=1

sábado, 29 de julio de 2017

Fallaron a la cita. Mucho mar y tiempo de cuarto. A veces desaparecen detrás del cebo que se aleja de costa. Pero volveré, pues un roballo entra en cualquier sitio.


Sea como fuere, la situación meteorológica da muy buenas expectativas cara a lo que resta de temporada.





viernes, 28 de julio de 2017

¡Qué mar! Huele a mar, sabe a mar....y roballos ha de dar...


jueves, 27 de julio de 2017

K2F162 T:3

No esperéis más que calidad y tecnología. La generación k-ten second generation comenzó con el K2F 142 , que usé sistemáticamente en su día. Salió un modelo T:1 y luego otro T:2. Recordemos que esa numeración representa una escala que involucra el diseño del labio y establece la tensión que el señuelo enfrenta a su traslación en el agua.

El K2F122, en sus versiones T:1 y T:0.8 lo usé menos. De hecho, solo contaba con dos unidades que aún tengo. Las mayores prestaciones del 142 le hacían y hacen mejor para las condiciones bajo las que habitualmente pesco.

El K2F 162 T:3 nació el año pasado. Es un verdadero " monster" que representa lo mayor con lo que puedo pescar a spinning racionalmente hablando...

Casi 45 gramos para un jerkbait grande, de 160 mm , pero que no pierde un ápice del diseño y gusto tackle House.

Lleva el stm k-ten, con dos bolas y un imán situado antero-dorsalmente. Esta original idea, dota al señuelo de un centro de gravedad especial pues las bolas se mantienen en posición inclinada sujetas por el imán.










La virtud que más resalta en esta versión heavy es la estabilidad, que no inercia pues la acción es brutal, de un súper wobbler que en el agua ya se ve mucho más abordable por cualquier lubina golosa.

El lance es eficaz para un minnow tan grande y con anzuelos brutales, y permite distancias moderadamente altas, aunque con el viento en contra sufre y hay que afinar la técnica de lance.

Su "ecosistema" estará en canales con mar fuerte, cuando necesitemos estabilidad y una actividad prodigiosa a baja velocidad.

Lo compararé con el ZBL 15 HD-F, algo más pequeño y ligero. Pero es que este K2F162 es mucho artificial, mucho...

martes, 25 de julio de 2017

La Rosa de los vientos sigue agitando sus pétalos dorados. Un verano atípico, al que le cuesta estabilizarse en primer cuadrante. De hecho, el ciclo de nordeste está siendo muy corto y cambia rápido a  poniente. Esto es muy bueno para nuestra afición, desde luego. Hoy viró a NNE y el mar de fondo se paró, dejando mar rizada que no crea suficiente espuma en la piedra. Casi me alegro, porque puedo ver el mar sin ansias y con el recuerdo reciente de tan buenas piezas. Pero fiel a su espíritu rebelde, el clima parece que volverá a girar y traerá mar suficiente. El jueves, puede ser...estaré ojo avizor...

lunes, 24 de julio de 2017

No añade mucho más a lo dicho, porque tampoco me he metido con el proceloso detalle de aditamentos técnicos que incorpora. Para mí está siendo un carrete maravilloso, que me ha dado ya muy buenos peces y que, si dura un par de temporadas, daré por bien hecha su compra.





domingo, 23 de julio de 2017

Estoy sentado, en el porche de casa, en mi pueblo. Suena una cumbia, allá en el campo de la iglesia parroquial. Estamos de fiestas, pero ya no voy al tumulto. Se me pasó la época de baile hasta el amanecer. La juventud se va para no volver. En aquella época celebrábamos con gran intensidad estos festejos. Y si cuadraba, no me acostaba e iba por la mañana a la marea a recoger algas u " ocle" como llamamos a ciertas algas pardas que antaño eran muy abundantes y ahora, fruto de la contaminación y se supone el calentamiento global, han desaparecido. Con ellas se esfumaron mis ganas y mis fuerzas para aguantar la "farra" hasta el alba.

Mi gran amigo y maestro me tenía guardado un regalo. Hoy me lo ha dado y me puse tan contento que un roballo pagó el pato. Un blister del biga mackerel, que me alegró la jornada. Los amigos se cuentan con los dedos de las manos, dicen. Pepe como poco corresponde a dos, el índice y el corazón. Gracias, amigo. No seremos ricos en activos ni bienes, pero si vienes yo me activo enseguida. Y ese biga ya viste que es, simplemente, una metáfora...



Quizá el fugaz paso del tiempo sea, al fin y al cabo, lo que da sentido a la vida. En un segundo te puedes ir, como consecuencia de cualquier evento. Ya está, se acabó...

Voy camino de los 52 años. Me acuerdo, como si fuera el otro viernes, cuando entré en la cincuentena. Lo "celebré" a mi manera, pescando un estupendo robalo y dando buena cuenta de un bocata de chorizo.

Lo llevo mal, y así lo reconozco. Tengo un serio problema pues carezco de filosofía que me haga, en su momento, más llevadero ese ineludible paso. Me he acostumbrado a disfrutar la vida  y me agarro a los buenos momentos.

Sabedor de lo que voy a perder, llevo al límite mi pasión por la pesca. Con cada momento de gozo se inicia la cuenta atrás esperando otra repetición, como si de una droga se tratase.

Era un niño cuando alguno de mis vecinos, mitad campesino mitad pescador, se dedicaba a la pesca del roballo. Para mí  era algo enigmático, un secreto que tardé en descubrir. Estoy hablando de hace más de cuarenta años. Es una distancia sideral, que me ha hecho madurar y que ha cumplido biológicamente con esos pescadores de antes.

Las roballiza eran muy abundante y los paisanos con más afición hacían pescas alucinantes. Eso era normal, lo que ahora es absolutamente extraordinario. Esos hombres rudos, que salían a plumear después del madrugador ordeño, tenían metido este "bicho" en su corazón.

Hoy pesqué por mi tierra y fruto de ello me asalta la melancolía y las ganas de rendir tributo a tan admirados colegas de pasión. No me rendí hasta ver cómo el señuelo desaparecía en la boca de un roballo.

Las hojas caen en otoño, y ya hacen tapiz sobre el suelo hormigonado del panteón donde yace el cuerpo de aquel pescador de roballos. El tiempo  ha dejado sin recuerdos esa lápida descolorida. Cualquier día, esa será mi lápida y ése un otoño que no veré...porque en eso consiste nuestro dramático ciclo vital, entre el recuerdo transitorio y el más profundo e infinito olvido.




miércoles, 19 de julio de 2017

No había probado estos colores del black minnow. Al blanco se lo comían las caballas, pero la cola aguantó poco. No me gusta el black por su precio y bajísima calidad - resistencia- de materiales. Pero es muy pescador, y por eso lo sigo empleando.



El mar todavía no estaba fetén para lubina. Hoy llueve y parece ya norte.  A ver si aparecen y dan la talla...



martes, 18 de julio de 2017

Después de estos días de un bochorno que yo no soporto nada bien, ayer por la tarde ya parecía que un cambio de cuadrante va a traer - como ahora mismo puedo atestiguar- cambio a NO para mañana y pasado. Ojalá se cumpla y meta mar suficiente.

Tengo mal la espalda pero haré de tripas corazón par aprovechar esta luna de oscuro, que no se puede perder. Iré, hasta cojo...ya nos vemos.

Por cierto, y aprovechando que estoy echando un vistazo a la web DUO al tiempo del postre. Estos colores son maravillosos o es que yo no tengo remedio...







viernes, 14 de julio de 2017

Ayer roló a primer cuadrante y las lubinas se evaporaron  en un instante. Muchas algas y mucho viento y...dejaremos pasar unos días pues parece que pronto vuelve aire de suroeste y se mete algo el mar. Este verano está resultando un tanto variable. Parece abril siendo julio. Salvo por las altísimas temperaturas cuando mete aire africano, parece primavera. Estas alteraciones nos dan opción pues con los temporales, por tímidos que sean, las lubinas se mueven.


 Esto va a menos, pues la densidad de peces es mínima. No se puede comparar con la roballiza que había hace 10 , y menos 20 o 25 años. En un contexto tan negativo reconozco que me muevo bien, porque sigo manteniendo la constancia y las posturas lubineras están desiertas de pescadores, ji,ji.

Cuando era chaval la cosa estaba chunga pues había zonas copadas por paisanos que no te dejaban ni echar la vara.  Por aquél entonces yo iba detrás de mi tío Ricardo y nos gustaba la pesca tradicional, ya sabéis, pulpos, maragotas, barbadas...yo me crié así y ahora veo que ese mundo que palpé ya no existe, o casi...


La Abu villain y el TP XD se acomodan de forma perfecta. Estoy sacando partido a este equipo ligero y tan potente. Todo lo que esté por debajo de 500 gramos es muy ligero y manejable si hablamos de spinning MH-H, así que las partidas pueden ser largas sin cansancio. La caña es resolutiva pues es un blank duro pero que no escatima versatilidad y encaja muy bien el uso de minnows de 25 gramos junto a vinilos de 70 gramos. Es todo lo que necesito, pues junto a este carrete tan rápido y preciso, se me ha acomodado como anillo al dedo.

Bueno, os dejo y a esperar otro cambio de tiempo...




jueves, 13 de julio de 2017

Tercer día sintiendo lubinas. Salen con cuentagotas, pero salen. No durará mucho, seguro.


miércoles, 12 de julio de 2017

No están  espesas, pero alguna más sale. El tiempo, con una mini borrasca que invita a seguir lanzando señuelos. Aprovecharé lo que pueda, pues con mar todo es más fácil, o al menos posible...




lunes, 10 de julio de 2017


¿Qué os parece esta mochila mazume?

https://www.mazume.co.jp/product/215
Aguanté algo más, esperando resultados ante un mar que prometía. Roló a cuarto cuadrante y la onda llegó con más fuerza. Hay mucha alga y en la primera postura no tuve suerte.

A punto de seguir camino a casa, giré en el último momento a ver si en otro spot entraba alguna. Y junto un par de kileras, este roballo le dio trabajo a la villain y al TP XD .


La vida es dura, si las regalasen no molaba...







domingo, 9 de julio de 2017

Sigo en el dique seco, por voluntad propia, para atender debidamente mi vida personal y familiar y porque el mar tampoco está a mi gusto.

Pero ayer por la tarde eché unos lances con el objetivo de probar, por fin, el TP XD.

El carrete es de un trato delicioso. Dispone de una rodadura precisa y suave, sin ruido alguno de rozamiento. La recuperacion con vinilos de 45 gramos pone a prueba la potencia. Es una máquina casi perfecta, de alto ratio y fuerza sin límite aparente.












El asa de guía abre con ángulo, la línea sale rápido y los lances son largos sin querer. No obstante, hay que fijar  bien la misma pues en ocasiones se ha cerrado bruscamente el pick Up.  Eso no me gusta, pues veo que he de mantener atención en un punto que no debería requerir control alguno. En el TP 5000 SW de la primera generación me pasó algo similar que corregimos en parte, pero que llegó a se un verdadero incordio. En este TP XD la situación no llega de lejos a aquella vivida, pero...

He comparado las prestaciones con las de un carrete de tamaño parecido como el penn Clash 4000. El modelo de Shimano es claramente más suave y potente, algo que se nota a la primera pues el penn apoya más línea en carga sobre la puntera ya que no parece disponer de igual potencia de arrastre.

Estas diferencias hacen pensar en la tecnología implementada en el carrete japonés contra el buen resultado y dureza de modelo americano.

Solo el tiempo dirá cuánto de extrema durabilidad tiene el twin Power, pero las primeras impresiones, sin entrar en valoraciones técnicas minuciosas, son muy positivas.