miércoles, 23 de agosto de 2017

Rompiente mínima y a bajamar en las zonas más bravas. Escaso mar, que me disuade cara a bajar con las mínimas expectativas.

Días festivos que ya no aprovecho para el baile y la farra como antaño. Por lo menos tengo ilusión para cuando vuelva el mar de fondo, y las roballizas al tiempo.




No hay comentarios:

Publicar un comentario