lunes, 15 de enero de 2018

Tras dos meses de parón, ayer hice una primera incursión lejos de mi municipio.

No hubo contacto alguno. El mar, algo pasado pero a mí gusto. Fui "a tiro fijo" en un spot que conozco bien.

Les cuesta entrar a la piedra, pero cualquiera puede tener un buen día,. Son así de raras, de comportamiento difícilmente predecible.


Me sentí bien, lleno, fuerte y el ejercicio me resultó agradable. No son escenarios fáciles de tratar, y menos con estos mares de fondo. Cuidaros mucho y no arriesguéis, no vale la pena perder la vida. Es tan bello vivir...





4 comentarios:

  1. Por aquí está parecido, en la piedra muy muy dificiles, en cambio en rías y zonas someras alguna puedes tropezar.
    Un saludo Carlos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Típico de la época y hoy en día peor que antes. Pero merece la pena intentarlo que puee sale una Big mama.

      Eliminar
  2. Desde luego,Carlos.No hay pez que justifique poner en riesgo nuestra integridad,siquiera sea mínimamente.Toda precaución es poca,y en esta época de maretones,mucho más todavía.

    Saludos cordiales

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es broma, justo y bien lo sabes. Un tropezón, mala caída y bye bye. Así días y días. Esto lo valoras más con los años, está claro. Un saludo.

      Eliminar