lunes, 13 de enero de 2020

Voy poco y cuando voy escama no toco. Pero no guardo enojo pues ver el mar es lo que escojo. Ahí está para cobijar mis penas, para inyectar aire en mis venas. Afortunadamente, siempre ahí estará, y eso es lo que me queda. . Necesito más mar y menos citas y deberes, pues el mar me hace bien y sutura mis heridas de guerra.





9 comentarios:

  1. Como presta ver ese delta con la melena al viento... Que tal se porta la jigcaster... Lo menea bien??

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Va de fábula. Le metí anillas k y es una maravilla para el precio. Saludos.

      Eliminar
  2. No eres el único que no pesca estos días, pero pronto llegará el momento.

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Siguen sin arrimar Carlos aunque el olor a salitre siempre se disfruta.

    Saludos

    Lucas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, sin ese espectáculo la pesca no sería nada. Por eso solo pesco mar bravo, ya no me llama otra cosa

      Eliminar
  4. Como te gusta la puesta de la penúltima foto, de tanto verla en tu blog creo que sí me pasase por ahí la reconocería sin duda.

    Disfruta de esa costa gallega que aún maltrecha mantiene más salud que otras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchos robalos me dio. Pero de capa caída de estos últimos 6-7 años. La costa de Oleiros es preciosa. Tengo dos miradores que amo: las carreras en Luarca y el faro de Mera en Oleiros.

      Eliminar
  5. Si el mar te saca la vena poética y literaria, agradecido hay que estarle, ya que somos conscientes de los peligros que trae.
    Que sigas disfrutando del mar, Carlos.
    Saludos

    ResponderEliminar

Compré  tres colores de este vinilo de Decathlon (rogen).  Son muy chulos. El tamaño 16 pesa una onza y con las cabezas biga se le ve bien. ...