jueves, 13 de febrero de 2020

Casi 20 años de un acontecimiento  irrepetible. Sin aviso ni tiempo para una despedida  ( muy mal por lo que  toca a grupo V) desaparece Pescamar. 

 Se me hace triste pensar que ya no la encontraré en el quiosco. Fueron muchos artículos, mucho tiempo y diatribas. Me quedo con la experiencia  vivida y la excelente relación con el staff, sobre todo con José  Maria Sánchez, el director que con dedicación y tesón obró  ese pequeño milagro en un mundo dominado por las redes sociales.


La gente no quiere leer y menos gastarse 3.5 euros. Con un twit y cuatro videos se arregla todo. Yo echaré  de menos esta edición mensual. Creo que es una gran pérdida en el descompuesto panorama editorial de ese país que no sabe valorar las cosas en su justa medida.

Descanse en paz.

21 comentarios:

  1. No se puede decir mas claro, una gran perdida.

    ResponderEliminar
  2. Buff. Son daños colaterales de la globalizacion... Nos quejamos de la dependencia de la era digital.. Pero nos obligan a volvernos más dependientes al mismo tiempo... Y como bien dices.. Dos clics desde el smartphone y ya te estoy contestando... A veces creo que esto va demasiado rápido.. Pero o te subes al carro o te quedas fuera....
    Desde luego es una pena.. Colabore con ellos y con pescabarcos... Y aunque a veces se intuía muy trillado ya los temas siempre se veía algo interesante...
    Dentro de poco no habrá ni quioscos....
    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. No es buena noticia, no. Una pena. Recuerdo pasar buenos momentos gracias a esta revista, con amigos en portada y en reportajes y alguna colaboracion hace ya muchos años.
    Todo cambia... Hoy en dia todo es diferente y ya no se valora el medio escrito y maxime si se trata de mas de 4 lineas... y ya no digamos si los textos estan minimamente trabajados, etc.
    Hay quien llama evolucion a todo lo que tenemos hoy en dia. Otros lo vemos como una clarisima involucion.
    Alla cada uno y alla cada uno el camino que quiera seguir.

    ResponderEliminar
  4. Mi hijo no siquiera tendrá la suerte. Le dejo en herencia mi colección. En unos años caerá toda la prensa escrita porque las nuevas generaciones no leen ni valoran la lectura como antaño. Son nuevos formatos de relación. La ortografía no es importante. Ni el.idioma lo será. Pragmatismo sin necesidad de intelecto.

    ResponderEliminar
  5. Es algo que lamento mucho. En todos estos años hubo un antes y un después, un punto de inflexión en aquel ya lejano 2008, cuando por fin pude abandonar la meseta, que a veces añoro, todo debe decirse.

    Recuerdo aquellos últimos días de cada mes cuando al salir de la facultad daba un rodeo hasta la librería de Roberto para pedir el Pescamar; un hito mensual que me acercaba a los escenarios de la niñez que ahora con asiduidad visito cuantos amaneceres puedo. He de confesar que en estos casi doce años de mi regreso he terminado casi acostumbrandome a lo añorado, y a veces debo esforzarme por sentir la ilusión primigenia tras el regreso, exilio entre campos de trigo verde cobalto y estrechos ríos donde balas plateadas de punteado rojo y negro calmaban mis ansias de enfrentarme al fuerte robalo, al obstinado sargo, a la desconfiada y para la mí en aquel entonces, aún desconocida dorada ; su astucia era suficiente aliciente para esperar a cada primer domingo de abril; sí, aquellas astutas balas como fogonazos en las corrientes ftescas de agua dulce... Entre rocas, paredes inmensas de caliza, boscosos setos y rumor de agua, aquel ansia y recuerdo tenían un efecto catártico que adormecía. Hacía recordar menos el lejano salado; aquellos domingos...

    Un nexo de unión, una portada con grandes letras y fotos de aquello que para mí era un universo completo, y para Roberto algo comprensible solo en la distancia. Guardado tenía siempre su ejemplar para mi. Algunos años pasaron y la ilusión por leer aquellas páginas no decreció jamás; en ocasiones Antonio Pradillo, en otras Carlos Redruello o Ramón Montenegro y muchos otros... Todos ellos regalando sabiduría acumulada, esfuerzos entre rocas espuma y sal.

    En mi regreso, pude comprobar con sorpresa como había cosas que apenas habían cambiado; sorpresa inmensa contemplar y ver, oír cómo al mover aquel "sammy" a tirones muchos me espetaban que debería volver a la tienda porque aquel pez navegaba mal. Pura satisfacción, puro logro cuando sin haber manejado nunca antes un paseante en agua salada, con mi caña y carrete nuevos que habían guardado polvo durante años, una lubina kilera sucumbió ante aquello que sólo había leído.

    Todos los años de experiencia, de disfrute, de mejora, todo aquello es parte de mi vida. Ahora una parte de ella, ha quedado atrás, se ha acabado para siempre, algo real para mi que evoca una época que a veces si parece ya un sueño lejano. Una vida entera. Sólo puedo dar gracias a cuantos hicieron posible aquello, por los ratos de lectura, por el anticipo de cuanto vendría después. Gracias y hasta siempre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que bien escribe usted Rubén. Ciertamente las revistas en papel son cosas de un mundo pasado que poco a poco van desapareciendo, sinceramente creo que la tecnología parece que ayuda al hombre, pero en la mayoría de los campos solo mata parte de lo que nos hace más humanos.

      Saludos
      Lucas

      Eliminar
  6. Internet es más cómodo y sobretodo rápido que es lo que prima hoy en día

    Saludos

    ResponderEliminar
  7. Aúpa !
    Es una verdadera pena !
    Ya me extrañaba a mí no encontrarla a estas alturas ( la de febrero ) en ningún kiosco.
    Tengo todos los números, del n. 1 hasta el de enero pasado ( algunos hasta repetidos ).
    Casi lo mismo que con la revista Octopus ( de allá por los años 80 o 90 ).
    Desde crío siempre e pillado todo lo que caía en mis manos en forma de libro o revista, referente a la pesca, incluso cuando e ido a Inglaterra y Francia en sus respectivos idiomas.
    En fin ... una pena !
    Salu2.

    ResponderEliminar
  8. Humano deshumanizado15 de febrero de 2020, 13:56

    El día que queramos volver atrás, será tarde. Siempre es malo que un modo de comunicación como este, desaparezca.
    Malos tiempos con las nuevas tecnológicas que nos cargan de superfluas necesidades y nos atontan cada día mas.

    ResponderEliminar
  9. Outra vaca no millo15 de febrero de 2020, 16:40

    Creo que le dais demasiada importancia.
    Si son medios qye van desapareciendo es porque aparecen formatos más modernos y mejores.
    Y en el caso de que no sean mejores y se imponen a los antiguos, creo qye como socoedad deberiais reconocer vuestra culpa.
    Nada aparece ni desaparece por arte de magia, ni generación espontánea.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso de la importancia que se da a las cosas parece algo de carácter personal. Yo le doy mucha importancia a algunas cuestiones que otros rechazan con su desdén. Para mí, y sirva de ejemplo, un video de un señuelo en movimiento es un aporte técnico que me parece importante. Sin embargo, un video sacando un pez, me parece un dejavu intrascendente. El primero tiene 400 visualizaciones y el segundo 50.000. Ahora dime de la subjetividad y como encajas esto en el hecho sobrevenido. Para mi, una revista es importante , por el trabajo que lleva detrás y por el formato a papel que me encanta.

      Así creo haberte dado mis argumentos al respecto. Pero no colocaría ningún adverbio, que para eso está la interpretación de mi interpretación que otros podáis hacer. Y lo podéis hacer porque habéis facilitado el acceso a los medios a la mediocridad. Eso es lo que se desprende del actual estado. No es perentorio saber escribir, ni expresarse, ni siquiera el aval de un reconocido prestigio. Aceptáis, por barata y accesible, una información caótica, incongruente y manipulada con tal de no tener que esforzarnos intelectualmente. Si estos formatos reconoces como mejores, a lo mejor eres tú el que no das demasiada importancia a lo verdaderamente importante .

      Eliminar
  10. Outra vaca no millo, demasiada importancia es sólo algo que sólo yo puedo juzgar; el mundo va cambiando. Viví mi niñez en un mundo que ya no existe porque la tecnología lo construyó de nuevo y en parte, prostituyó, desfiguró y mató, vendiéndolo antes. Como escribí arriba, la significación personal de lo vivido puede ser muy intenso y siempre es intransferible... aunque nos quieran hacer creer lo contrario, esa frontera aún existe, yo soy diferente de los demás. Pero hay quien parece que ya no entiende eso. Yo aún sí, afortunadamente aún sigo mirando al mundo con los "viejos" ojos.

    ResponderEliminar
  11. Yo también soy joven y no entiendo porque hay tanta polémica porque el mundo cambie. no se pueden poner puertas al campo, ni obligar a detener avances.
    que desaparezca una revista, es tan normal como que en unos años también los blogs desaparezcan.
    Lo mismo os pasa con las comodidades es que todos tenemos hoy en día y mucho más. seguro que nadie renuncia a ello, Salu2

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ves, es el problema, que es difícil de entender. Esa es la doctrina que combato. El sistema puede hacerte desaparecer a ti, si es que ya no lo ha hecho, y en tu caída al vacío ignoto del menosprecio sin uda gritarás:¡es fruto del destino! Toda una generación que es incapaz de mirar atrás y reconocer que hay otras maneras. Te cuestiono aquello que planteas como avances y la teoría misma que se autojustifica de forma sobrevenida. Saludos cordiales.

      Eliminar
  12. Aúpa !
    Y eso que estamos hablando de una revista ... Gráfica !
    Hoy en día, sobre todo a la gente más joven, lo quieren todo hecho, comido, y digerido, sin molestarse en nada !
    Os imagináis a esta gente leyendo tochos de libros, con un montón de páginas, sin una sola foto, y solo con algún dibujo en todo el libro ? ...... Jo, jo, jo, .....
    Es como preguntar si alguno a leído El Quijote, Guerra y Paz, ....
    Por mi parte, conservo libros de pesca Británicos, Americanos, Franceses, Italianos, y Españoles con muchas décadas algunos, y los conservo como oro en paño !!!
    Por cierto, en alguno de ellos aprendí trucos hace muchísimos años, que a día de hoy, no los e visto por ningún lado ( con toda la parafernalia visual que hay hoy día ), ... Y tanto niñato "enterao" que se compra una caña, y en 4 días ya es un "experto" en el tema, y se pone a dar "clases", y "influencer" en You Tube ....
    Cuando la mayoría, no saben hacer la O con un canuto, y a más de uno ... y de 2, más les valdría dar unas clases de gramática y ortografía, y ... hacer menos el fantasma, con sus posturitas, y encima vestidos de payaso con tanta publicidad en todo lo que visten .... UFFF !!!
    Pero es lo que hay !!!
    Salu2.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo fui joven no hace tanto y era otro mundo. Con todo lo que ahora hay y no vale de.mucho porque apenas hay curiosidad intelectual. Mi tío en paz descanse era un iletrado, pero sabía más de mar y de las especies que toda esta caterva de inconstantes. No tienen interés salvo en sacar peces y fichar por una marca. Es una pena. Y lo peor es que creen que lo que hay es mejor porque se vende con papel de colorines.

      Eliminar
  13. Se pierde la sabiduría, la cultura y el sentido común; y esto trasciende la pesca. Hace apenas dos décadas era noticia reseñable la desaparición de tal o cuál periódico o diario, del signo que fueran, máxime si llevaban décadas de tiradas diarias. A nosotros que pescamos, debería al menos apuntar, apuntar a un punto de inflexión en cierta manera en el mundo que vivimos.
    De todos modos como decís, no hay respeto ni a la ortografía ni maldito el interés que tiene,y sólo interesa vender y vender y venderse, incluso por un café con leche, así lo escribí en otro blog antes de dejar de frecuentarlo. Sin principios. No se estimula tener principios. Y se vuelve con todo ello a la maldita ignorancia.
    Fijaos, ahora incluso muchos quieren volver a creer que la tierra es plana, sin embargo no quieren volver al chivo, que contradicción, me marcho a reírme un poco, saludos.

    ResponderEliminar
  14. El mundo cambia y es lo normal y eso no lo puede cambiar nadie. Parece que estáis haciendo una montaña de un grano de arena y no veis las cosas con perspectiva. La juventud es la pujanza y el impetu

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La perspectiva se alcanza con el conocimiento y la experiencia. De lo uno y lo otro falta en mucha de la actual gente joven. En las antiguas casonas se calentaban con madera del monte y con el calor generado por el ganado. Ahora mira tu factura mensual por una calefacción de suelo radiante. Veras como la sociedad ha caído en manos de un sistema imperativo. Lo peor
      es que ha sido capaz de crear una sensación de necesidad sobre un acto sobrevenido e incluso convertir a los individuos en meros espectadores de su proceso de autodestrucción. Este análisis puede ser un tanto exagerado pero no distorsiona la realidad misma. No hay ninguna ley, ni terrenal ni celestial, que pueda asegurar que los cambios sean para mejor. Esto requiere un análisis global. La juventud debe alcanzar cotas de saber y buscar maneras de enfocar con perspectiva a largo plazo qué está pasando con su mundo. Yo no soy viejo, solo tengo 54 años. Bien puedo llegar a los 100. Tengo, no obstante, la perspectiva adecuada que dicta la experiencia y razón dictan. Mucho habéis de aprender, sobre todo la humildad y la iniciativa por buscar la comprensión de esta sociedad.saludos y suerte. Con esta diatriba dejo el asunto. Creo que he dejado claro mi forma de verlo.

      Eliminar
  15. Por eso la mayoria de la gente continua desplazandose a caballo, sin telefonos y comiendo lo poco que puede cultivar XD
    Dejen paso a la tecnologia y al vance de los tiempos! No nos obliguen a seguir anclados en el pasado!!!!! XD

    ResponderEliminar

Mares bravos.