martes, 23 de julio de 2019

A ver, compis, que por fin llegó la caña. Voy a probarla. Si no me esbazaco por el Cantil, hago luego una mini "reviu"...




domingo, 21 de julio de 2019

Tiempo aciago. La pasada semana hubo un día con buen mar.  No pude ir.


Ayer tiró de oeste, pero de ese mar faltón y pobre. Además, bastante alga de la mala. 

No sé cómo vendrá en agosto. Me conformaría con la mitad de roballos del pasado año. Pero también con la salud necesaria. 

Estas fotos son genuinas. Copian en una simple y mediocre emulación aquello que los sentidos amplifican. Me pregunto cómo ha de ser este paisaje sin nuestra propia y particular interpretación. ¿Existiría?

Un saludo.






sábado, 13 de julio de 2019

Poco que contar. Un mes a otro suma y me veo viejo en mi espejo marino.

Un par de robalizas que felices vuelven al agua prodigiosa.

El mar no mejora; mi pie, tras unos días inflamado, va bien. Ya parezco un anciano antes de tiempo...¿Sabio?







 ¡Brindo por ustedes!

lunes, 8 de julio de 2019

Daiwa crea una versión interesante del Z 140 vértice. El Z 240 SD . Una versión diseñada para recuperaciones lentas, dotada de un fuerte Rolling. Los datos mostrados por la marca son muy buenos. Por fin cambia el HGS por el MAG lock, mucho mejor stm.

http://www.daiwa.com/jp/fishing/item/lure/sea_le/slsz_sd140f/index.html

lunes, 1 de julio de 2019

El mar no revira y van tres semanas. A partir de mañana marejada de nordeste. Ojalá moje algo la piedra porque esto es un desierto.

Compré la daiwa grandwave bulle 393. Vuelvo a las 13 pies porque esta caña pesa poco más de 300 gramos.  Una excelente aliada, espero, por 140 pavos con anillas Kwag y buen carbono...

Dentro del ajustado presupuesto. La usaré con el BG 4000 que me salió buenísimo.

Vengan roballos...




miércoles, 26 de junio de 2019

Mar plato = bajón moral


Qué no nos quiten estas vistas...









martes, 25 de junio de 2019

Hace cuarenta años yo soñaba con pescar un roballo. Me costó, pues siendo de familia pescadora, ni mi padre ni mi tío -mis maestros en la infancia- eran especialistas en la materia específica. Sí aprendí muchas cosas, y muy trascendentes, de esas que dejan huella: técnicas tradicionales de pesca a mano y a caña de casi todas las especies pescables y, lo que es más importante, el respeto por los maestros y por la pesca como pasión romántica.

Cumplí con creces mis sueños y, hoy por hoy, modestamente y sin agobiar, incluso puedo servir de "ejemplo imperfecto" gracias a un prestigio - espero que bueno- conseguido a base de honradez y lealtad.

Ahora parece que está en boga participar en concursos de pesca. La disciplina de spinning no se ha librado. A mí me parece bien, si me obligan a juzgar tal hecho. No albergo reparos insalvables al respecto. Lo único que puedo es hacer una narrativa que sirva a aquellos que desean alcanzar una suerte de destino en lo universal participando en estos eventos. Como a mí me sojuzga la edad, acompañada de la experiencia y el escepticismo, desearía  poner mi granito de arena para que  todos encaréis con humildad y tolerancia todo aquello que se refiere a la pesca deportiva.

Ya sabéis bien que para el que suscribe  no se trata de un ejercicio sometido al imperio de la medición empírica previo a la satisfacción de un ego en forma de un título de quebradiza raigambre. Pero para ello hay que transitar por esta vida, dejar pasar las mareas, arriesgar el pellejo tantas veces y vivir un sinfín de bellos ocasos para anidar este sentimiento que es incorruptible a la tentación banal que ahora se ofrece en colorines.

Pero también he aprendido que hasta el cerebro más fuertemente conformado es voluble, así que dejo al rumbo variable del destino cualquier desarreglo inconsciente que  interrumpa mi idilio -que creo perenne- con el mar y la pesca.

¡¿Spinning?! lo será en su casa, muy señor mío; en la mía, se dice plumear, si acaso, varear y vamos listos...y solo de lubina. ¡¿ pescar maragotas así...?! un sacrilegio en toda regla...Señores, seamos serios...

sábado, 15 de junio de 2019

Tarde otoñal, cielo hermoso. Un par de robalizas de instituto, unas fotos y un paseo reconfortante.






jueves, 13 de junio de 2019

Un robalete muy majo. Hoy movía algo, pero dan mucha parada. Aproveché e hice un viaje. Apareció esta, muy guapa y dos peques que solté. Se zampó el Sandy 62 tobis ammo, cómo no...

Es lo que hay, buscando...


domingo, 9 de junio de 2019

Estuve por la zona de la Nariga. Buenos peixes  tengo varados por aquí. El mar no era ideal, pero podía darme algún Robalo. No hay problema, pues me sentí bien, ya que hacía meses que no pescaba por esos preciosos acantilados.








miércoles, 5 de junio de 2019

Contemplando mi identidad salada...





Estas son de ayer, antes de la llegada de "Miguel"...





lunes, 3 de junio de 2019



Dos roballizucas. Un buen mar, aunque un pelín corto. Pero dos horas de viaje...es lo que hay...el que quiera peces...

Ya voy para 54 años. ¡ Increíble! Y me gustaría cumplir 100. No sé, es complicado. 

Estos gomilures funcionan de maravilla.

Saludos y hasta otra. 

Ah, el van staal vr 50 es una golosina. Parece que ya se va a distribuir en serio. Creo que esperaré, pues el TP xd va de maravilla. El carrete de spinning que mejor resultado me ha dado.





martes, 28 de mayo de 2019

domingo, 19 de mayo de 2019

Os presento un vídeo en el curso del cual realizo algunas consideraciones que sirven de comparación entre los tres vinilos que estoy empleando esta temporada.

Me ha gustado el killer 140 ( gomilures) por su equilibrio general entre resistencia, lance, acción y precio. Valoro personalmente las iniciativas de estos artesanos frente al producto industrial. Pero la calidad y funcionalidad han de ir por delante y, en este apartado, queda mucho espacio para la mejora.





Por lo demás, escaso tiempo de pesca. Estos días el tiempo estuvo desagradable. Sopló aire de cuarto cuadrante con intensidad. Ayer tarde hice una salida y me arrepentí pues pillé una gran mojadura. Ya no tengo veinte años y cuido mucho este aspecto. Pero pensé que era un buen momento, mas no obtuve resultado alguno. Hoy fui a una zona fácil por dar una caminata. Engañé dos lubinas menores con el rapala rock N roll, señuelo que ya forma parte de mi macuto.



Bueno, a ver si está semana puedo dar una varada, ya os contaré, amigos.


viernes, 17 de mayo de 2019

Siempre pasa igual. Toco fondo y cierro. Indefectiblemente hasta la fecha, pasan dos días y retorno. Es una cura psicología que me pide la vida. Y vuelvo porque quizá necesito mantener esta vanidad sin malicia, esta curiosidad sin límite y este cierto prestigio malogrado a base de dura pelea contra mi propia existencia.

Es duro, no os creáis: te arrastra y te quita tiempo con la familia; te hace consumir recursos necesarios para otros menesteres; en cierta forma sufres comprobando como casi todo se ha convertido en un jodido escaparate..
Y si se une el escaso feedback recibido...si ni yo.mismo le doy importancia ( por errado que esté) pues apaga y vámonos...

En esta ocasión "casi" lo consigo. Pero no pude luchar, y ahí estáis vosotros, "cabronazos" y el respeto que merecéis por aguantar mi personalidad tan estrambótica.

En el fondo quisiera que la próxima vez fuera la última, pero tal vez muera con los vadeadores puestos y la vara en una mano y en la otra el puto móvil de los...escribiendo unas letras para vosotros.

Enfin ...

Por favor os ruego no responder a esta entrada, no es necesario


martes, 14 de mayo de 2019

Ando un poco raro, son los años. Disculpen ustedes si se me va la "pinza".

Mis estimados.

Gomilures Boloko 140

Para usar el boloko 140 hay que buscar mar de fondo y entrenar pesas. En la espuma entre bajíos está su salsa. Funciona bien, pero no me salen tan bien las cuentas pues los Sandeel 42 gramos con anzuelo tija corta y cuerpo de 14 cm no salen hoy muy caros.

La cabeza de este boloko no hace virguerías y francamente prefiero con mucho vinilos de  este tipo como el Sandy andy (Westin) cuya acción es antológica.

No obstante, tiene su lugar pues el peso y la estabilidad le hacen muy adecuado en según qué circunstancias y ayuda mucho la carta de colores variados pues los tonos blancos son perfectos.


Me han gustado los gomilures. No suponen salto generacional pero el artesano ha conseguido unos vinilos resistentes y les ha dado gran variedad de colores ( no sé cómo se puede acordar ..). Hay que añadir el trato cercano y amable y la seriedad.

Creo que el killer con el cuerpo 120 es el mejor a los efectos. Espero, dada la juventud y pasión de la empresa, sorpresas que nos hagan salir de esta situación de "deja vu" que no acaba.


Gomilures killer 140

En este soft con cabeza articulada todo está bien, sin más. Acabado mejorable pero aceptable; buenos materiales de partida; acción impulsiva con Rolling y gran contorneo; precio contenido para un trabajo artesanal....

El black minnow es un prodigio en cuanto a diseño y acción. Se mueve de forma sutil, casi sin querer. Consiguieron, con una pala de forma cuadrada y liviana, presentar un movimiento alicatado, sincronizado y perfecto.

Gomilures tira de un concepto trillado buscando soluciones pragmáticas. A  tales efectos, incorpora una pala  muy ancha, contundente, con lo que ya de mano se sabe que va a girar, a coletear intensamente.

Luego soluciona el punto crítico de la conexión con un engarce simple acodado resistente y un anzuelo fuerte.

Además, este elemento va muy bien colocado, sale lo suficiente y no se desprende de su posición ( al menos en los lances que he podido dar)

Y la cabeza pues sin buscar nada que no se haya visto.

Y toda esa normalidad es virtud en el killer. Nada de forma brusca,  intensa, y eso es un seguro para peces activos en zonas batidas. Consigue Rolling, contorneo y un movimiento circular de la cola. Y lo hace ya  a muy  baja velocidad de recuperación, algo trascendente en la pesca de la lubina.

Vamos, un vinilo bien hecho, sin fruslerías pero sin aportar novedad alguna. Un elemento práctico que llevar con nosotros para pescar buenos roballos, que es el fin lo que deseamos ¿No?


lunes, 13 de mayo de 2019

Me llegaron los gomilures. Se nota la artesanía en ellos.



El boloko 140 puede ser terrible para largo con mar. Una gran cabeza con anzuelo fijo y mucho potencial en mis zonas de pesca. Me temo que va a provocar pánico.




El killer 140, con cabeza articulada, tampoco se queda manco. Pero para ese cuerpo yo metería una cabeza de 42-45 gramos y para mí sería perfecta en invierno.



Los componentes ( acero, anzuelos) prometen. Sobre el plomo y aleación no tengo noticias pero David Pintos se toma la molestia de recubrirlas de barniz.

No se ven "perfectos" pero sí que prometen pescar robaliformes a go go y a cuatro euros prefiero dejar la pasta con un joven artesano que, por lo demás, se ha comportado con profesionalidad.

Chapeau!


Luego ya veremos cómo trabajan en mis manos, que para eso los he contratado...para lucir cuerpo, a la playa en verano,je,je.


domingo, 12 de mayo de 2019

Aburrido con este tiempo. Estaba echando la siesta.  Alguna foto por poner algo. Qué les vaya bien...

 Qué bonito este sol semi oculto.


 Café del puerto. Reflexiones finales para próximo libro. Se lo leerá mi madre, un colega admirable y algún compañero de trabajo. Mi fracaso como escritor solo involucra al sistema en que vivimos. Para mí, mis libros son parte del Yo más profundo, dotado de personalidad y carisma y que no sufre desaliento alguno ante un mundo cuyas reglas de funcionamiento rechaza.

En el blog todo es y será gratuito menos (el coste de materiales y tiempo) para mí. Lo acepto de buen grado pues me permite gestionar de forma independiente y eso en sí mismo es una retribución incalculable. Con lo cual, he de decir que ( y no se lo tomen ustedes a mal...) prefiero sentirme libre de compromisos.


 Buena gente, lo malo es que son vegetarianos. Pero nos entendemos muy bien...
 De esta tengo mil. Y no me canso. Sí me agotan los pesaos que se meten en la vida de los demás, con esos no puedo.

 Playa tercera de Luarca.


 Castillo santa Cruz.
En el curro.