jueves, 26 de marzo de 2020

Supongo que todos y todas estaréis en confinamiento.  Amargas semanas, teñidas  de dolor y luto.

Aún tenemos por delante un incierto futuro, repleto de incógnitas. A la espera de cómo  se desarrollan los acontecimientos, solo puedo desearos lo mejor.

Soñaremos  con ese mar impetuoso, con nuestras aventuras por playas y acantilados y con esa bella lubina cuya piel de plata refulgente adoramos.

Ahora es tiempo de rigores y de acompañar en su desesperación a las familias de los mártires.

Descansen en paz.

jueves, 19 de marzo de 2020

Errare humanum est

Una máquina debidamente programada y dotada de los mecanismos suficientes ( acceso prioritario a cadena de mando) en cuyo programa se instalará la premisa oportuna ( preservación del bienestar humano por encima de cualquier otra consideración) hubiera tomado decisiones ad hoc competentes. Esto tal vez hubiera salvado miles de vidas y evitado las drásticas decisiones posteriores a la espera de una cura medicamentosa que ha de tardar.

Somos humanos y carecemos de ese poder o capacidad por cuanto en nuestra voluntad influyen contingentes que nos empujan, a veces a sabiendas pero sin mala fe, a cometer un error.


La  máquina, en función de sus prerrogativas, habría analizado diferentes factores ( epidemiología, recomendaciones OMS y UE, protocolos previos y antecedentes...). Con las mismas seguro que hubiera procedido al cierre absoluto de fronteras y a la prohibición de todo tipo de eventos multitudinarios, entre otras medidas menores.


Para algunas cuestiones de tamaña importancia quizá en un futuro próximo  tomemos esta vía para dirigir nuestra gobernanza.

Pero si aquel que diseñara el programa pone por delante, por ejemplo... ( ya saben ustedes que va a continuación...)


Vaya por delante mi pésame sincero por los fallecidos, mi deseo de recuperación para los enfermos, mi abrazo a todas las familias que como la mía vivimos esta situación en aislamiento y con gran preocupación  y mi admiración y aliento a todos los servicios que están luchando contra este demonio hecho realidad.


lunes, 16 de marzo de 2020

¡Quién  nos iba a asegurar que la situación tantas veces imaginada se transformaría en la realidad deforme que nos toca vivir!

Pues sí,  hemos llegado al momento innecesario, cruel y apocalíptico que causó  mil pesadillas.

Saldremos de ello, más  fuertes, ungidos por el vigor que da la lucha en compañía desde la Soledad de un confinamiento obligado.


Morirán por el  cruel destino, aquellos que merecían vivir en paz sus últimos años. Pronto serán olvidados, como más tarde o más temprano olvidaremos este desalmado episodio. Vendrá  otro en la diáspora de vehementes padecimientos engendrados por la codicia y la insensatez humanas.

Pasaremos, con suerte, esta obligada reclusión. El mar esperará  nuestro retorno. Será clemente y nos entregará  unas gotas de felicidad  pasajera.


Esta es la última panorámica  que adoró  un crepúsculo de marzo. Puede ser la última, ¡¿cómo  saberlo?! Me queda en la retina y ahora también es vuestra, queridos compañeros  y ahora más que nunca ¡ compatriotas!


lunes, 9 de marzo de 2020

El mar sigue chungo. Apenas deja pescar, en la zona que frecuento. Esto plantea buenas perspectivas para la primavera. Veremos.

Fui a buscar las cabezas del caperlan eelo ( las de 42 gramos). Son chulas, pero me tiró  para atrás  el precio ( casi 7 euros dos unidades) y que no tenían cuerpos. Yo no entiendo nada...














Supongo que todos y todas estaréis en confinamiento.  Amargas semanas, teñidas  de dolor y luto. Aún tenemos por delante un incierto futur...