sábado, 16 de noviembre de 2019

Sentía su frustración insoportable. Al salir, cariacontecido, tiritando, triste y cabizbajo.

- Papi, te he fallado, siempre te defraudo... ¿Por qué no me quieren? ¿Acaso no desean mi color de dulce julia, acaso  no me muevo a su gusto...?
- No te preocupes, cariño. No eres tú, es la mar que hoy no quiere…
- Pero…papi, ¡Déjame intentarlo de nuevo, anda…!
- Hijo, tienes que estar tranquilo. Ahora probará tu hermanito blanquito, que está muy aburrido…
- Porfa, no me guardes, no me escondas que quiero volver a la espuma y regalarte una…
- Descansa un rato, mi bien amado. Luego te sacaré otra vez. Ahí estarás calentito, vida mía.
- Si así lo deseas…pero antes…
- Claro, niño de pelo escarlata, ahora mezo tu dulce cabello de piel de naranja , que así estará impoluta. Llegarán y te prenderán y así serás feliz, de nuevo. En primavera.



martes, 12 de noviembre de 2019

¡Vaya temporal! Y espera a partir del jueves...

Ayer dejó un rato. Apenas cuento con ellas pero alguna sale, poca cosa.

Eso sí, invierno de ley. Esto nos favorece, así que atentos







lunes, 4 de noviembre de 2019

domingo, 3 de noviembre de 2019

sábado, 2 de noviembre de 2019

Sigo capeando el temporal,  pero qué  bien se está  en el mar...








miércoles, 23 de octubre de 2019





Tengo confianza en mí mismo, y no la voy a perder. Pero nunca creí que por mi zona la "cosa" se pondría tan mal. Está toda la costa "cosida" a palangrillos, algo que ha sido una constante desde hace unos ocho años. Antes siempre se "colaba" algún robalo, pero ahora parece que ha llegado el límite. Solo queda ver crecer las olas en un invierno duro que permita disfrutar algo de esta afición.

Yo deseo francamente lo mejor para los profesionales del mar. Por ese motivo me libro de criticar a nadie por cuanto yo soy un aficionado que tengo los garbanzos ganados con trabajo en tierra. Pero me gustaría poder disfrutar de mi pasión y no ver cómo día tras día la pesca deportiva se vuelve imposible. No puedo hacer nada al respecto. Aguantar y buscarse la  vida por otras zonas. Pero a lo que parece tampoco están boyantes...

De todas maneras, esta época ya viene siendo paupérrima para mí desde hace mucho. Y mira que antes era  una excelente estación, aunque sí es cierto que los mejores roballos siempre vienen a partir de año nuevo. Bueno, que no se me note que lloro que no es así, que me la pela...Al fin y al cabo, el mar me hace disfrutar de su sola presencia y busco relax y ejercicio ante mis achaques que van a más.









A trabajar, con esta luz prodigiosa. Foto sin tratar...


Me agencié más "gomis". Me gustan por la gama de colores, el precio contenido y por el buen hacer, atención y excelente gestión de David Pintos




Killer 70 gramos. Pesa lo suyo pero va muy bien. Para "monstrencos"


Yendo a la Nariga hay que cargar pilas...



¡Cómo mejora la caña (jig caster de Daiwa) con el anillado K...!





Colores a tutiplén en el boloko







Chivo pelo rojo de Rober. ¡Bestial!
 









El saltiga 4000 H volvió al pedrero