miércoles, 23 de octubre de 2019





Tengo confianza en mí mismo, y no la voy a perder. Pero nunca creí que por mi zona la "cosa" se pondría tan mal. Está toda la costa "cosida" a palangrillos, algo que ha sido una constante desde hace unos ocho años. Antes siempre se "colaba" algún robalo, pero ahora parece que ha llegado el límite. Solo queda ver crecer las olas en un invierno duro que permita disfrutar algo de esta afición.

Yo deseo francamente lo mejor para los profesionales del mar. Por ese motivo me libro de criticar a nadie por cuanto yo soy un aficionado que tengo los garbanzos ganados con trabajo en tierra. Pero me gustaría poder disfrutar de mi pasión y no ver cómo día tras día la pesca deportiva se vuelve imposible. No puedo hacer nada al respecto. Aguantar y buscarse la  vida por otras zonas. Pero a lo que parece tampoco están boyantes...

De todas maneras, esta época ya viene siendo paupérrima para mí desde hace mucho. Y mira que antes era  una excelente estación, aunque sí es cierto que los mejores roballos siempre vienen a partir de año nuevo. Bueno, que no se me note que lloro que no es así, que me la pela...Al fin y al cabo, el mar me hace disfrutar de su sola presencia y busco relax y ejercicio ante mis achaques que van a más.









A trabajar, con esta luz prodigiosa. Foto sin tratar...


Me agencié más "gomis". Me gustan por la gama de colores, el precio contenido y por el buen hacer, atención y excelente gestión de David Pintos




Killer 70 gramos. Pesa lo suyo pero va muy bien. Para "monstrencos"


Yendo a la Nariga hay que cargar pilas...



¡Cómo mejora la caña (jig caster de Daiwa) con el anillado K...!





Colores a tutiplén en el boloko







Chivo pelo rojo de Rober. ¡Bestial!
 









El saltiga 4000 H volvió al pedrero





jueves, 3 de octubre de 2019

Este año rescaté del olvido la Major power. Cuanto más uso esta vara más cuenta me doy de la calidad que atesora a un precio tan contenido.

Lo peor, sin duda las anillas alps, que no representan en absoluto a este blank poderoso y ligero.

Ya era hora de cambiarlas y Jose me hizo un trabajo impresionante montando las kwag de rigor.

La acción cambia, la suavidad de estos anillos respecto a las otras anillas...es otra caña, definitivamente. Lástima de una versión en 11 pies, sería perfecta para el vareo.

Así que esta temporada las titulares serán está protako y la  daiwa jig caster 106H.

Necesito cw y potencia hasta 100 gramos.

La daiwa está en taller, le cambiará anillas por un kit kwag que yo guardaba y le va a meter más espesor al grip. Ya veréis qué guapa queda con el anillado azul.

El que no está contento es porque no quiere. Pequeñas ilusiones.











 Pues tenemos un temporal, ya era hora. Ahora joroba el viento y la lluvia ergo nunca se está del todo satisfecho. Somos pescadores, es norm...