Ir al contenido principal
Tiempos borrascosas, de ciclogénesis continuas. No esperes verme cansado, muy al contrario. Apenas se va una y ya la echo de menos, como un amor primerizo y apasionado.

 No me interpreten mal, por favor. Siento las consecuencias que estos temporales de invierno   arrojan, tanto en desperfectos subsanables como, lo que nos aflije como portadores de sentimientos, las pérdidas de vidas humanas.



Dicho esto, el mal tiempo casa con mi carácter, así que lo disfruto pues desencadena en mí una melancolía que da calor a mi corazón por mucho que sople un aire impenitente. Desespero, por el contrario, cuando se atisba un nuevo alba  en que brotará el nordeste, aire que detesto pese a que trae buen tiempo para los bañistas.

La pesca...aparcada la vara, me queda la paciencia del maduro pescador que escruta el cielo en medio de la tormenta esperando signos que le permitan realizar un acertado vaticinio.

Notas que suenan rancias en composición que todos s los años por estas fechas parten del alma de este vuestro compañero.



Comentarios

  1. Pues el nordeste al contrario que con otros peces en ocasiones tiene dados buenas lubinas.

    ResponderEliminar
  2. Aúpa !
    Pues yo opino igual que Carlos ( en el tema pesca ).
    Yo siempre digo: " El viento "Francés", que ASQUEROSO es !!! ".
    Salu2.

    ResponderEliminar
  3. Supongo que depende las latitudes de cada lugar. Hay donde ese viento es generoso y en otros lugares es detestable.
    El caso es que con uno u otro, vayan dando la cara las esquivas amigas.
    Felices Fiestas para tí y tu familia. Que el 2020 traiga salud especialmente, pues lo demás llegará.

    ResponderEliminar
  4. Por el oriente cántabro al menos, el viento con peor prensa siempre fue el NE; enfría y aclara el agua. Con nordeste nunca saqué buenas lubinas y a corcho directamente es recoger y marchar a casa. Los amaneceres del día siguiente a una buena "nordestada" sí son productivos en verano, al menos a mi me resulta; saludos desde Cantabria

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Tengo confianza en mí mismo, y no la voy a perder. Pero nunca creí que por mi zona la "cosa" se pondría tan mal. Está toda la costa "cosida" a palangrillos, algo que ha sido una constante desde hace unos ocho años. Antes siempre se "colaba" algún robalo, pero ahora parece que ha llegado el límite. Solo queda ver crecer las olas en un invierno duro que permita disfrutar algo de esta afición.
Yo deseo francamente lo mejor para los profesionales del mar. Por ese motivo me libro de criticar a nadie por cuanto yo soy un aficionado que tengo los garbanzos ganados con trabajo en tierra. Pero me gustaría poder disfrutar de mi pasión y no ver cómo día tras día la pesca deportiva se vuelve imposible. No puedo hacer nada al respecto. Aguantar y buscarse la  vida por otras zonas. Pero a lo que parece tampoco están boyantes...
De todas maneras, esta época ya viene siendo paupérrima para mí desde hace mucho. Y mira que antes era  una excelente estación, aunque sí es cie…
Sentía su frustración insoportable. Al salir, cariacontecido, tiritando, triste y cabizbajo.

-Papi, te he fallado, siempre te defraudo... ¿Por qué no me quieren? ¿Acaso no desean mi color de dulce julia, acaso  no me muevo a su gusto...?
-No te preocupes, cariño. No eres tú, es la mar que hoy no quiere…
-Pero…papi, ¡Déjame intentarlo de nuevo, anda…!
-Hijo, tienes que estar tranquilo. Ahora probará tu hermanito blanquito, que está muy aburrido…
-Porfa, no me guardes, no me escondas que quiero volver a la espuma y regalarte una…
-Descansa un rato, mi bien amado. Luego te sacaré otra vez. Ahí estarás calentito, vida mía.
-Si así lo deseas…pero antes…
-Claro, niño de pelo escarlata, ahora mezo tu dulce cabello de piel de naranja , que así estará impoluta. Llegarán y te prenderán y así serás feliz, de nuevo. En primavera.



Este año rescaté del olvido la Major power. Cuanto más uso esta vara más cuenta me doy de la calidad que atesora a un precio tan contenido.

Lo peor, sin duda las anillas alps, que no representan en absoluto a este blank poderoso y ligero.

Ya era hora de cambiarlas y Jose me hizo un trabajo impresionante montando las kwag de rigor.

La acción cambia, la suavidad de estos anillos respecto a las otras anillas...es otra caña, definitivamente. Lástima de una versión en 11 pies, sería perfecta para el vareo.

Así que esta temporada las titulares serán está protako y la  daiwa jig caster 106H.

Necesito cw y potencia hasta 100 gramos.

La daiwa está en taller, le cambiará anillas por un kit kwag que yo guardaba y le va a meter más espesor al grip. Ya veréis qué guapa queda con el anillado azul.

El que no está contento es porque no quiere. Pequeñas ilusiones.