Ir al contenido principal

 








Comentarios

  1. Fotazas Carlos, que sitio más bonito

    ResponderEliminar
  2. Gracias, compañeros.

    No sé si es el peso de la edad, si las preocupaciones y la incertidumbre por todo lo que acontece, pero ne cesito motivaciones. ¡quién lo iba decir de sargoloco el infatigable! Pues sí, van demasiadas renuncias a bajar al pedrero y demasiados escenarios que he dejado de frecuentar. Más que vago estoy cansado y ni las vacaciones, aunque esté muy mal decirlo, me incitan a tomar el sendero hacia la playa que tantos roballos me regaló. No sé, quizá sea un efecto consuetudinario de la situación actual o algo más de fondo. "A todo porquiño lle chega o seu san martiño"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hombre que no... como te vas a rendir?? Yo con 60 y poco tiempo en el "vareo" con algunos achaques rodilla, etc..y voy siempre que puedo..y hago el poder para ir... al menos 2 días semana... y alguna vez cae alguna...pero esto tiene más que la pesca... el contacto con la naturaleza, los momentos exclusivos de uno mismo, el quitarse stress de encima, el ejercicio sano....y si se pesca ya es la bomba... que más se puede desear?.

      Eliminar
    2. José M, suscribo tu parecer. Lo que pasa es que perdí "fuelle". Gané mucho peso y ahora tengo que bajar. Y hay algo de inercia y la típica melancolía y añoranza. Sé que si equilibró cuerpo y mente volveré, tal vez no al ritmo que antes me imponía, pero al menos volver a sentirme sano, fuerte y apasionado. Quizá un par de roballos de los buenos me hagan de espoleta, pero es un circulo vicioso complejo de cambiar. A cambio, disfruto del niño. Fui con él varias veces, compartiendo de momento la vara fija en forma de enseñanza de las viejas técnicas. No quiero que se pierdan en mi familia y él será el testimonio. Esto me ilusiona más que mis sobradas andanzas en solitario. Pero deberá haber tiempo para todo y que me apetezca tirar a las puestas que tanto tengo disfrutado.saludos.

      Eliminar
  3. Ánimo, hay momentos que hay que pasarlos y que mejor dedicar tiempo y enseñanzas al retoño.
    Abrazos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Tengo confianza en mí mismo, y no la voy a perder. Pero nunca creí que por mi zona la "cosa" se pondría tan mal. Está toda la costa "cosida" a palangrillos, algo que ha sido una constante desde hace unos ocho años. Antes siempre se "colaba" algún robalo, pero ahora parece que ha llegado el límite. Solo queda ver crecer las olas en un invierno duro que permita disfrutar algo de esta afición.
Yo deseo francamente lo mejor para los profesionales del mar. Por ese motivo me libro de criticar a nadie por cuanto yo soy un aficionado que tengo los garbanzos ganados con trabajo en tierra. Pero me gustaría poder disfrutar de mi pasión y no ver cómo día tras día la pesca deportiva se vuelve imposible. No puedo hacer nada al respecto. Aguantar y buscarse la  vida por otras zonas. Pero a lo que parece tampoco están boyantes...
De todas maneras, esta época ya viene siendo paupérrima para mí desde hace mucho. Y mira que antes era  una excelente estación, aunque sí es cie…
Sentía su frustración insoportable. Al salir, cariacontecido, tiritando, triste y cabizbajo.

-Papi, te he fallado, siempre te defraudo... ¿Por qué no me quieren? ¿Acaso no desean mi color de dulce julia, acaso  no me muevo a su gusto...?
-No te preocupes, cariño. No eres tú, es la mar que hoy no quiere…
-Pero…papi, ¡Déjame intentarlo de nuevo, anda…!
-Hijo, tienes que estar tranquilo. Ahora probará tu hermanito blanquito, que está muy aburrido…
-Porfa, no me guardes, no me escondas que quiero volver a la espuma y regalarte una…
-Descansa un rato, mi bien amado. Luego te sacaré otra vez. Ahí estarás calentito, vida mía.
-Si así lo deseas…pero antes…
-Claro, niño de pelo escarlata, ahora mezo tu dulce cabello de piel de naranja , que así estará impoluta. Llegarán y te prenderán y así serás feliz, de nuevo. En primavera.



Este año rescaté del olvido la Major power. Cuanto más uso esta vara más cuenta me doy de la calidad que atesora a un precio tan contenido.

Lo peor, sin duda las anillas alps, que no representan en absoluto a este blank poderoso y ligero.

Ya era hora de cambiarlas y Jose me hizo un trabajo impresionante montando las kwag de rigor.

La acción cambia, la suavidad de estos anillos respecto a las otras anillas...es otra caña, definitivamente. Lástima de una versión en 11 pies, sería perfecta para el vareo.

Así que esta temporada las titulares serán está protako y la  daiwa jig caster 106H.

Necesito cw y potencia hasta 100 gramos.

La daiwa está en taller, le cambiará anillas por un kit kwag que yo guardaba y le va a meter más espesor al grip. Ya veréis qué guapa queda con el anillado azul.

El que no está contento es porque no quiere. Pequeñas ilusiones.